Zen

Francisco Dokushô Villalba: What is the Meaning of Life?

DOKUSHOWhat is the meaning of the question “what is the meaning of life?”

What does “meaning of life” mean?

Whatever the answer, it will always be a human mental construct. Every mental construct is created by the human being based on its social, cultural, political, religious, ideological, economic, social class, gender, species, historical era, geographical location…

That is to say, every mental construct about the “meaning of life” is, by its very nature, conditioned ergo limited, partial, fictitious, illusory.

Is there a common and universal meaning of life for all living beings, or even for all human beings of all ages? Is the meaning of life the same for an Eskimo, for a 21st-century New Yorker, for a Mumbai prostitute, a Google CEO, or a Theravada Buddhist monk who lives retired in the forest?

What “meaning of life” has an amoeba, a chrysanthemum, an elephant of the Serengeti? We do not know it because they do not construct any mental image about the “meaning of life” nor use any categorical language to express it.

The search and the need to build a “meaning of life” is exclusive to the human being in the attempt to have the trans-rational mystery of life under control and thus avoid the anguish of uncertainty.

But every attempt to control life through the mental construction of a meaning is doomed to failure since, by its very nature, it is an artifice, an artificial construct that sooner or later collapses.

Personally I feel that life does have a meaning, but I feel unable to think it and express it in words. For me the meaning of life cannot be a mental image expressed in linguistic categories — something necessarily conditioned and limited — but an ineffable experience that I live day by day of my daily life.

I intuit that my cells, my nervous system, my DNA know the meaning of their dynamism and vitality. Therefore I try to calm the verbiage of my mental activity and listen deeply and intimately to what the wisdom has to convey which manifests itself in the activity of my physiology and my intuitive consciousness. This living and conscious organism that I am, in interrelation with all the existing, “knows” much more and more deeply than my categorical mind.

That is why I feel that I cannot clarify the meaning of life with the categorical mind, but with what is called in Zen — no-mind. The experience of non-mind allows me to transcend every meaning of life built by the mind. It leads me to the no-meaning (constructed). And from this no-meaning (constructed) a deep connection naturally arises with the meaning that has been inscribed in my original nature.

The wonderful thing is that I can express all this with the mind, knowing that the mind cannot express it all.

What is the meaning of life? I have no idea. However when I look at a flower, I say silently:

“You know something that I don’t,
that’s why I ask you with my glance
and you answer me by showing
as you are
the radiant beauty of your silence.”

***

~Francisco Dokushô Villalba, (Utrera, 1956) is a Zen Buddhist teacher, a disciple of the Most Venerable Taisen Deshimaru Roshi, from whom he received the ordination of a Zen Soto monk in 1978 in Paris and under whose direction he studied Zen until his death; and a disciple of the Most Venerable Shuyu Narita Roshi, from whom in 1987 he received the Dharma Transmission. Founder of the Soto Zen Buddhist Community in Spain and abbot-founder of the Zen Monastery Luz Serena, where he usually resides. Creator of the MBTB protocol – Mindfulness Based on the Buddhist Tradition, founder and teaching director of the Escuela de Atención Plena. 

Writer, lecturer and translator.

Some of his published books:

  • ¿Qué es el Zen?.  Miraguano Ediciones. Madrid 1984. 
  • Vida simple, corazón profundo. Miraguano Ediciones. Madrid 1998.
  • Fluyendo en el presente eterno. Miraguano Ediciones. Madrid 1999.
  • Siempre ahora. Miraguano Ediciones. Madrid 2000.
  • Riqueza interior. Traducción y comentarios del Fukanzazengi, del maestro zen Eihei Dôgen. Miraguano Ediciones. Madrid 2001.
  • La doma del buey. Ediciones Miraguano. Madrid.
  • Crónicas del Acantilado Azul (Hekiganroku), 2 vol. Traducción y comentarios. Ediciones Miraguano, Madrid
  • La Voz del valle, el color de las montañas. Traducción y comentarios del capítulo Keisei Sanshoku, Shobogenzo, del maestro zen Eihei Dôgen. Miraguano Ediciones. Madrid, 2007.
  • Zen en la plaza del mercado. Primera y segunda edición: Ediciones Aguilar, Madrid, 2008.
  • Budismo: Historia y Doctrina. Tercer Volumen: Budismo Zen. Miraguano Ediciones, Madrid, 2009.
  • Clara Luz, Traducción y comentarios del capítulo Kômyô, del Shôbôgenzô, del maestro zen Eihei Dôgen. Miraguano, 2009.
  • El cuerpo real, Traducción y comentarios del capítulo Shinjin gakudo, del Shôbôgenzô, del maestro zen Eihei Dôgen, Miraguano Ediciones, 2012.
  • Ríos que retornan al océano, traducción y comentario del capítulo Kaiin Zanmai, del Shôbôgenzô, del maestro zen Eihei Dôgen, Miraguano Ediciones, 2015.
  • Shobogenzo, La preciosa Visión del Dharma Verdadero, traducción anotada. Kairós, 2015.
  • Zen en la plaza del mercado. Tercera edición. Editorial Kairós, 2016.
  • Atención Plena. Teoría y práctica. Editorial Kairós. Mayo 2019.

See bibliography on Amazon

More information:
www.dokushovillalba.com
www.sotozen.es
To connect: dokusho@sotozen.es

Copyright © 2019 Excellence Reporter

Original interview, Spanish:

¿Cuál es el sentido de la vida?

DOKUSHO¿Cuál es el sentido de la pregunta “cuál es el sentido de la vida?”

¿Qué significa “sentido de la vida”?

Sea cual sea la respuesta, será siempre una construcción mental humana. Toda construcción mental es creada por cada ser humano en base a sus condicionamientos sociales, culturales, políticos, religiosos, ideológicos, económicos, de clase social, de género, de especie, de época histórica, de lugar geográfico…

Es decir, toda construcción mental sobre el “sentido de la vida” es, por su propia naturaleza, condicionada ergo limitada, parcial, ficticia, ilusoria.

¿Hay un sentido de la vida común y universal para todos los seres vivos, o incluso para todos los seres humanos de todas las épocas? ¿Construye de la misma manera el “sentido de la vida” un esquimal, un neoyorkino del siglo XXI, una prostituta de Mumbai, un CEO de Google, o un monje budista Theravada que vive retirado en la selva?

¿Qué sentido de la vida tiene una ameba, un crisantemo, un elefante del Serengueti? No lo sabemos porque ellos no construyen ninguna imagen mental sobre el “sentido de la vida” ni usan un lenguaje categórico para expresarlo.

La búsqueda y la necesidad de construir un “sentido de la vida” es exclusiva del ser humano en el intento de tener bajo control el misterio trans-racional de la vida y evitar así la angustia provocada por la incertidumbre.

Pero todo intento de control de la vida a través de la construcción mental de un sentido está condenado al fracaso puesto que, por su propia naturaleza, es un artificio, un constructo artificial que, tarde o temprano, se derrumba.

Personalmente siento que la vida sí tiene un sentido, pero me siento incapaz de pensarlo y de expresarlo con palabras. Para mí, el sentido de la vida no puede ser una imagen mental expresada en categorías lingüísticas -algo necesariamente condicionado y limitado-, sino una experiencia inefable que vivo en el día a día de mi vida cotidiana. 

Intuyo que mis células, mi sistema nervioso, mi ADN saben cuál es el sentido de su dinamismo y de su vitalidad. Por eso, trato de calmar la verborrea de mi actividad mental y escuchar profunda e íntimamente lo que transmite la sabiduría que se manifiesta en la actividad de mi fisiología y de mi conciencia intuitiva. Este organismo vivo y consciente que soy, en interrelación con la totalidad de lo existente, “sabe” mucho más y más profundamente que mi mente categórica.

Por eso siento que no puedo clarificar el sentido de la vida con la mente categórica, sino con lo que en el Zen se denomina “no-mente”. La experiencia de la no-mente me permite transcender todo sentido de la vida construido por la mente. Me conduce al no-sentido (construido). Y de este no-sentido (construido) surge naturalmente una conexión profunda con el sentido que se haya inscrito en mi naturaleza original. 

Lo maravilloso es que puedo expresar todo esto con la mente, sabiendo que la mente no puede expresarlo todo.

¿Cuál es el sentido de la vida? No tengo ni idea al respecto. Sin embargo, cuando me hallo frente a una flor, le digo en silencio:

“Sabes algo que yo no sé,
por eso te pregunto con la mirada
y tú respondes mostrando
tal cual eres
la belleza radiante de tu silencio”.

***

~Francisco Dokushô Villalba, (Utrera, 1956) es maestro budista zen, discípulo del Muy Venerable Taisen Deshimaru Roshi, de quien recibió la ordenación de monje soto zen en 1978 en París y bajo cuya dirección estudió el Zen hasta su fallecimiento, y del Muy Venerable Shuyu Narita Roshi, de quien en 1987 recibió la Transmisión del Dharma. Fundador de la Comunidad Budista Soto Zen en España y abad-fundador del monasterio zen Luz Serena, donde reside habitualmente. Creador del protocolo MBTB –Mindfulness Basado en la Tradición Budista-, fundador y director docente de la Escuela de Atención Plena.

Escritor, conferenciante y traductor.

Publicaciones:

  • ¿Qué es el Zen?.  Miraguano Ediciones. Madrid 1984. 
  • Vida simple, corazón profundo. Miraguano Ediciones. Madrid 1998.
  • Fluyendo en el presente eterno. Miraguano Ediciones. Madrid 1999.
  • Siempre ahora. Miraguano Ediciones. Madrid 2000.
  • Riqueza interior. Traducción y comentarios del Fukanzazengi, del maestro zen Eihei Dôgen. Miraguano Ediciones. Madrid 2001.
  • La doma del buey. Ediciones Miraguano. Madrid.
  • Crónicas del Acantilado Azul (Hekiganroku), 2 vol. Traducción y comentarios. Ediciones Miraguano, Madrid
  • La Voz del valle, el color de las montañas. Traducción y comentarios del capítulo Keisei Sanshoku, Shobogenzo, del maestro zen Eihei Dôgen. Miraguano Ediciones. Madrid, 2007.
  • Zen en la plaza del mercado. Primera y segunda edición: Ediciones Aguilar, Madrid, 2008.
  • Budismo: Historia y Doctrina. Tercer Volumen: Budismo Zen. Miraguano Ediciones, Madrid, 2009.
  • Clara Luz, Traducción y comentarios del capítulo Kômyô, del Shôbôgenzô, del maestro zen Eihei Dôgen. Miraguano, 2009.
  • El cuerpo real, Traducción y comentarios del capítulo Shinjin gakudo, del Shôbôgenzô, del maestro zen Eihei Dôgen, Miraguano Ediciones, 2012.
  • Ríos que retornan al océano, traducción y comentario del capítulo Kaiin Zanmai, del Shôbôgenzô, del maestro zen Eihei Dôgen, Miraguano Ediciones, 2015.
  • Shobogenzo, La preciosa Visión del Dharma Verdadero, traducción anotada. Kairós, 2015.
  • Zen en la plaza del mercado. Tercera edición. Editorial Kairós, 2016.
  • Atención Plena. Teoría y práctica. Editorial Kairós. Mayo 2019.

Ver bibliografía en Amazon

Más información:
www.dokushovillalba.com
www.sotozen.es
Para conectar: dokusho@sotozen.es

Copyright © 2019 Excellence Reporter

Advertisements

Categories: Zen

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s